Saltar al contenido

¿Cómo elegir tus zapatillas para correr?

Las zapatillas para correr son zapatillas deportivas ligeras adecuadas para correr. Mucha gente está acostumbrada a salir a correr o trotar. Para hacer aún más placentera su carrera, van acompañadas de unas buenas zapatillas para correr.

Los fabricantes de zapatillas para correr comprenden que no todos los corredores tienen los mismos requisitos. Esta es la razón por la que los zapatos para correr tienen características diferentes. Hay algunos que son más flexibles, mientras que otros son más cómodos. Por lo tanto, debe elegir el suyo con cuidado. A continuación, se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a tomar la decisión correcta.

Elige tus zapatillas de running según la suela

Al igual que otros tipos de zapatos, los zapatos para correr tienen una suela compuesta por dos partes. La parte inferior que está en contacto con el suelo se llama suela. La parte superior se llama entresuela. Se ubica entre el refuerzo y la suela.

A la hora de elegir tu zapatilla para correr, debes prestar especial atención a las dos partes de la suela.

La suela juega un papel importante en la comodidad de los zapatos para correr. Es ella quien te da la sensación de bienestar, o malestar cuando caminas con un zapato. Ésta es la razón por la que caminar sobre determinadas superficies con determinados zapatos le incomoda. Así que presta atención al efecto que sientes cuando caminas con zapatillas para correr antes de elegirlas.

La entresuela es la que te da ganas de correr cuando introduces el pie en el zapato. Cuanto más espumoso y espeso es, más adrenalina te aporta.

Tenga en cuenta la fricción entre la suela y el suelo

Un buen calzado para correr tiene muy buen agarre al suelo. No resbalan sobre superficies lisas. Debes comprobar la fricción entre la suela de tu zapato y el suelo. Esto se debe a que ocasionalmente puedes cruzar una superficie lisa en tu carrera. Un zapato para correr que se deslice sobre superficies lisas podrá arrastrarte hacia abajo durante una carrera.

Para comprobar si su zapatilla para correr no se desliza sobre superficies lisas, debe probarla en una superficie de baldosas, o incluso en el suelo de parquet. Si emite un silbido al frotarlo sobre la superficie de la baldosa o sobre el parquet, entonces no es resbaladizo. También puede optar por ignorar este detalle. Sin embargo, es recomendable marcar esto si no quieres tener un accidente algún día durante tu carrera.

También se deben tener en cuenta el color y la forma.

Los colores y formas de los zapatos deportivos son muy variados. En cuanto a la forma, lo mejor es elegir zapatos que tengan una entresuela bastante gruesa en el centro. La entresuela debe ser lo suficientemente gruesa en el centro para que la punta del zapato y el talón no toquen el suelo. Esto te permitirá poner menos esfuerzo en tu carga aerodinámica y propulsión durante tus carreras.

La suela de las zapatillas para correr debe ser esponjosa y flexible, lo que te permitirá ganar velocidad. Tenga cuidado de no elegir zapatos para correr pesados. Tus zapatos para correr deben hacerte sentir como si tu cuerpo fuera liviano.

En cuanto a los colores, varían en función de los colores de tu ropa deportiva. Por lo tanto, puede optar por zapatillas deportivas de color azul si su ropa deportiva es azul. También puedes optar por colores versátiles como negro, blanco, gris, etc.

Para elegir las mejores zapatillas para correr, hay una serie de criterios que debes tener en cuenta. La primera es la suela. Desempeña un papel importante en la comodidad del zapato. El segundo criterio es la fricción entre la suela y el suelo. El tercer criterio es la forma y el último es el color.